por DPArquitectura 23 de marzo, 2020 Detalles comentarios Bookmark and Share
< Volver

El proyecto de Stanton Williams para la Royal Opera House, ROH, de Londres ha equilibrado el deseo de atraer nueva audiencia para el ballet y la ópera con la necesidad de respetar la herencia y el carácter de la ROH por lo que la mayoría de las intervenciones se han realizado en la extensión diseñada en la década de los 90, con un mínimo de obras en el auditorio principal diseñado en 1858.

En toda la actuación, Stanton Williams ha sabido crear un entorno elegante y contemporáneo, finamente elaborado, a partir de una paleta limitada de materiales tradicionales que incluyen nogal negro estadounidense, mármol Crema Marfil, latón patinado y yeso pulido.

Juntos, forman un telón de fondo tranquilo para los eventos y actividades de la ROH. Con sus accesos mejorados, con el nuevo teatro Linbury, con sus nuevos vestíbulos, terrazas, cafeterías, bares, restaurantes y pequeñas tiendas, el edificio extiende su vida más allá de las horas de actuación.

En la entrada, sutiles elementos de madera incrustados en el suelo de piedra ofrecen una cálida bienvenida. Al descender al vestíbulo de doble altura del teatro Linbury, el ambiente se vuelve más íntimo y teatral a medida que las superficies de chapa exquisitamente combinadas se complementan con elegantes rejillas lineales de listones de madera y un parquet de madera maciza. Inspirado en el rico revestimiento de cerezo del auditorio principal de 1858, el teatro Linbury está completamente revestido de nogal negro estadounidense. Las luces, el aislamiento acústico y el equipo de sonido están integrados dentro de la madera.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus