por DPArquitectura 4 de mayo, 2017 Detalles comentarios Bookmark and Share
< Volver

El hotel Barceló Emperatriz de Madrid ha sido completamente reformado para convertirlo en un Hotel Boutique de 146 habitaciones, creado a partir de las más de 1.500 ideas y opiniones de clientes, publicadas en las redes sociales.

Para su creación, además, también contó con un grupo de 25 mujeres exitosas, pertenecientes a distintos ámbitos profesionales del panorama cultural, económico, político y creativo de la sociedad española con el único fin de enriquecer el proyecto poniendo sobre la mesa de trabajo, las necesidades y deseos ideales de estas personas que reflejan los de los futuros huéspedes.

El arquitecto Juan Manuel Gordillo, junto a su equipo de interioristas encabezados por Ernesto de Ceano, tenía como reto “buscar inspiración en la emperatriz Eugenia de Montijo, como musa del proyecto, cuya figura debía verse plasmada en cada una de las estancias de este hotel, que ya forma parte de la historia de Madrid”.

Desde el punto de vista del interiorismo del hotel, la clave ha residido “en el gran acierto que ha supuesto la elección de los materiales y elementos decorativos, logrando ese estilo y glamour urbano esperado por todas las partes implicadas”, según ha explicado la compañía de proyectos Neolith.

Para Ernesto de Ceano, "la intención principal del proyecto decorativo, ha sido transmitir una elegancia contemporánea en base a los materiales empleados, como la madera, mayas metálicas, revestimientos Neolith; así como el tratamiento de techos y el uso de la luz, para completarlo con una muy cuidada selección de mobiliario". Todos ellos materiales nobles que han sido utilizados tanto en las zonas de descanso, como en las de alto tránsito.

Neolith fue uno de los materiales escogidos para distintas estancias del hotel como el baño de las habitaciones y zonas comunes como escaleras y desayunador, "debido a su gran formato, lo que ha resultado vital para el proyecto, además de su fácil manipulación y montaje a la hora de cumplir plazos de ejecución".

Para dar lugar a "un baño en una habitación de 5 estrellas ante todo debe reflejar calidad, espacio y formalidad. Gracias al uso de Neolith en gran formato hemos conseguido una pieza que parece tallada en mármol, pues con este material hemos configurado cabina de inodoro / ducha, ámbito de bañera y zona de lavabo creando un espacio unificado. Todo en él es espacioso y funcional”, concluye.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus