por DPArquitectura 15 de octubre, 2020 Artículos técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Cuando el hotel The Connaught en Londres decidió modificar su legendario salón Grill, el arquitecto John Heah, responsable de los interiores, se puso en contacto con el estudio de diseño y fábrica de mobiliario Nakashima Woodworkers, con sede en Pensilvania, cuya creación se basa en el material y la experiencia artesana. Como material utiliza madera de frondosas estadounidenses y, en particular, madera de nogal negro.

Fundado en 1945 por el japonés estadounidense, ya fallecido, George Nakashima, el estudio trabaja solo con madera maciza y con un inmenso respeto por el material. George consideraba la madera como algo que “vive y respira” y creía que los materiales naturales debían “estudiarse, entenderse y respetarse”. Utilizó técnicas poco comunes en los Estados Unidos en ese momento, para exaltar la madera con todas sus "imperfecciones”.

El impresionante rediseño del salón terminó a principios de este año y presenta varias piezas de Nakashima como las mesas “Frenchman’s Cove”, las sillas ”Conoid” y grandes paneles de nogal con las exclusivas juntas de George, con forma de mariposa, que mantienen las tablas unidas y estables.

"Creo que la idea de utilizar madera aserrada cortada tangencialmente de principio a fin, puede haber sido una de las contribuciones más importantes de mi padre a la industria maderera de frondosas estadounidenses, así como a la industria de fabricación de muebles de los Estados Unidos, aunque dicha técnica se lleve utilizando desde siglos en Japón”, dice su hija Mira Nakashima, que dirige hoy el estudio.

“Aunque la mayoría de los fabricantes de la época teñían o recortaban las partes exteriores con la veta más clara de la albura, mi padre pensó que eran interesantes tal como estaban y las incorporó a sus diseños, dando un nuevo significado al término “forma libre”. También pensó que las llamadas "imperfecciones", como grietas, nudos, inclusiones de corteza, eran interesantes. Al principio, decía que la gente no entendía lo que estaba haciendo, pero con el paso del tiempo estaba seguro que el público valoraría más esas “imperfecciones” o características naturales”, agrega.

El taller trabaja principalmente con nogal negro estadounidense, una frondosa abundante en los bosques de Pensilvania. “Mi padre comenzó a trabajar con el nogal negro en la década de 1940 ya que era, ¡y sigue siéndolo!, una especie abundante en nuestra zona”.

Sin embargo, no siempre ha sido así. A su llegada a América, los primeros colonos europeos deforestaron muchas hectáreas de bosque debido, en primer lugar a la necesidad de satisfacer la demanda de madera para los buques de guerra ingleses pero, a medida que aquellos pioneros se iban desplazando hacia el Oeste, hacia las grandes superficies del interior más aptas para la agricultura, abandonando las granjas de la costa Este, diezmaron el bosque para satisfacer su necesidad, ahora, de materiales de construcción y de combustible.

En la década de 1900, el bosque había sido prácticamente esquilmado en su totalidad en algunos estados del Este. De Pensilvania, por ejemplo, solo quedó el 2 % de su superficie forestal. Sin embargo, los bosques, en esas tierras abandonadas del Este se regeneraron de forma natural con una gran diversidad de especies y, en la década de 1970, esos bosques destruidos, se habían recuperado totalmente y aumentado su superficie. Pensilvania, por ejemplo, tiene actualmente el 82 % de su superficie cubierta de bosques de frondosas.

UN RECURSO SOSTENIBLE

Para la inmensa mayoría de los diseñadores la sostenibilidad en el diseño es un tema muy importante. Y también lo es para muchos de sus clientes. Esta es una forma de pensar que, en última instancia, nos beneficia a todos porque valora el uso responsable de los recursos naturales del planeta.

A diferencia de muchos bosques en el mundo, el bosque de frondosas de los Estados Unidos se aprovecha siguiendo el comportamiento de la naturaleza, es decir, extrayendo de una superficie forestal solo los ejemplares que han alcanzado su madurez (alrededor de 80 años), sean de la especie que sean, lo que deja luz y espacio para que germinen las semillas de otros árboles nuevos de la misma o de distinta especie de la extraída.

Por otra parte, el Inventario Forestal que se realiza cada diez años, indica que el crecimiento forestal siempre es superior al aprovechamiento. “Por cada frondosa que se tala en los Estados Unidos, 2,4 árboles ocupan su lugar mediante la regeneración natural”, dice Criswell Davis, un veterano de la industria de la madera de frondosas. “Como resultado de un manejo inteligente de los recursos forestales, en los Estados Unidos hay actualmente más del doble de madera de la que había hace 50 años, a pesar del aprovechamiento anual que ha seguido habiendo. Antes, había que creer las afirmaciones anteriores en un acto de fe, sin embargo ahora tenemos Google Earth. Insto a la gente a hacer un vuelo virtual a través del Este de los Estados Unidos y ver cómo los propietarios de los bosques han hecho un trabajo espectacular en el aprovechamiento y mantenimiento de su recurso forestal para transmitirlo a sus nietos, bisnietos y más allá".

UN RECURSO LEGAL

En 2008 el estudio de la consultora internacional Seneca Creek Associates, revisado en 2017, concluyó que la madera de frondosas de EE. UU. tenía un riesgo excepcionalmente bajo (menos del 1 %) de provenir de fuentes controvertidas, según lo definido por los estándares de cadena de custodia de madera controlada FSC y PEFC.

UN RECURSO BENEFICIOSO PARA EL MEDIO AMBIENTE

La Evaluación del Ciclo de Vida (LCA – Life Cycle Assessment) es un método científico para medir y evaluar las cargas ambientales asociadas con un producto o actividad, describiendo y evaluando sistemáticamente la energía y los materiales utilizados y liberados al medio ambiente durante su ciclo de vida. Incluso considerando un transporte hasta el sudeste asiático, desde EE.UU., la madera estadounidense de frondosas sigue siendo un recurso que ha demostrado ser negativo en carbono.

“Al estar sentado en esos cubículos semiprivados del salón Grill, con paneles de nogal en un lado y mesas de nogal con las tapas bien emparejadas, en un ambiente interior biofílico, uno casi se siente como si estuviera en una especie de picnic elegante en un bosque mágico y con la certidumbre de que este diseño está contribuyendo beneficiosamente al medio ambiente”, concluye Mira Nakashima.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus