por DPArquitectura 23 de noviembre, 2020 Arquitectura comentarios Bookmark and Share
< Volver

El nuevo IPS-Remote de Jung supone un plus de rentabilidad para instaladores y constructores, ya que proporciona una herramienta segura para el mantenimiento y la programación a distancia de todos los componentes de un sistema KNX, evitando desplazamientos innecesarios.

Con IPS-Remote de Jung, el acceso a distancia de los integradores de sistemas a los componentes KNX del cliente se realiza mediante canales encriptados que salvaguardan la privacidad de todos los datos. Solo se necesita la app ETS IPS-Remote, la interfaz IP IPS 300 Sreg y la correspondiente licencia de mantenimiento remoto IPS-L, que instaladores o integradores pueden adquirir a través de su acceso a MyJung.

Una vez vinculadas, los profesionales especializados realizan el mantenimiento de los componentes KNX situados detrás de la interfaz IP de la manera habitual vía ETS 5. Además, todas las operaciones a distancia se realizan exclusivamente en la línea KNX y en los componentes integrados en ella.

En caso necesario, el cliente debe habilitar el acceso, lo que se realiza cómodamente a través de un dispositivo de visualización como la app Smart Visu Server o mediante un teclado. Esto asegura que es el cliente quien tiene el control de su instalación y es él quien habilita a los integradores de sistemas para conmutar actuadores, configurar emisores o corregir errores, entre otras muchas operaciones que antes requerían el desplazamiento de uno o más operarios hasta la instalación física.

Tags:
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus