por DPArquitectura 12 de noviembre, 2020 Arquitectura comentarios Bookmark and Share
< Volver

Los sistemas Prana de ventilación mecánica con doble flujo eliminan simultáneamente el aire sucio y expulsado de la habitación y suministran aire limpio, evitando que los flujos de aire se mezclen, lo que garantiza un aire sano en la sala en la que se instalan. Se basan en un intercambiador de calor de cobre.

El cobre es un antiséptico natural. Los estudios muestran que los virus y las bacterias no sobreviven en superficie del cobre. “Por ejemplo el virus Sars CoV-2 (Covid-19) al contactar con cobre, se autoelimina con 2-4 horas, que es muchísimo más rápido que en otras superficies”, aseguran desde la empresa.

No es necesario realizar obras importantes para instalar la ventilación. Por lo general, un técnico instala un sistema en aproximadamente 2 horas, por lo tanto, no hay necesidad de cerrar el lugar en el que se realiza la aplicación.

Todos sus sistemas de ventilación son tecnologías de eficiencia energética y son recuperadores, por lo que ayudan a ahorrar en calefacción en invierno y refrigeración en verano. El efecto de recuperación alcanza el 96%.

“En muchos países de la UE, ya se han promulgado nuevas normativas, como CTE o RITE, según las cuales los nuevos edificios solo se pueden construir con ventilación mecánica de doble flujo con recuperación de temperatura del aire, por ejemplo, este año, tales requisitos se han instaurado en España”, explican desde la empresa.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus