por DPArquitectura 11 de abril, 2019 Detalles comentarios Bookmark and Share
< Volver

La empresa Saint-Gobain PAM trata de aplicar una política de desarrollo sostenible a todo el ciclo de vida de sus productos. Para ello, utiliza fundición como material, que gracias a su ductilidad y nobleza puede ser reciclado las veces que sean necesarias.

Para lograr integrar el desarrollo sostenible en cada una de las fases del ciclo de vida del producto, Saint-Gobain PAM ha planificado cada etapa de manera que sus productos se puedan adaptar a las necesidades de la sociedad actual pero teniendo en cuenta el impacto que provoca en el medio ambiente.

De este modo, el diseño y producción de los productos tiene como objetivo lograr cero residuos no valorizados sin renunciar a la calidad, ya que la vida útil de una tubería de fundición dúctil es de cerca de 100 años.

En cuanto al transporte y a la instalación, la estrategia de PAM está centrada en limitar las emisiones de CO2 utilizando la planificación de transportes y medios limpios además de utilizar técnicas como PAM Ecopose, este principio elimina dos etapas en la instalación de los tubos: el transporte del material excavado y la adición de nuevo material de relleno. 

La fundición obtenida a partir de chatarra reciclada y/o mineral de hierro puede ser reciclada también sin pérdidas en sus propiedades, al contrario que los derivados del petróleo.

Una recuperación y reutilización sistemática de la fundición contribuye a la preservación de los recursos naturales. Para preservar las materias primas fósiles no renobables es preferible optar por la fundición dúctil, el material de los productos Saint-Gobain PAM, 100% reciclable.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus