Publicidad Publicidad

Noticias y actualidad sobre empresas de arquitectura

Los investigadores de Ciemat trabajan para analizar la tecnología fundamentada en eficiencia energética en edificación

por DPArquitectura 12 de febrero, 2018 Obras comentarios Bookmark and Share
< Volver

El Centro de Investigaciones Energéticas Medioambientales y Tecnológicas, Ciemat, como Organismo Público de Investigación (OPI) dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competividad (MEIC) organiza, durante el año lectivo, visitas guiadas a sus Instalaciones Científicas. En su sede de Madrid, en el que se ensayan componentes basados en energías renovables y ahorro energético en la edificación, acerca al público generalista, profesional e investigador como son los prototipos o demostradores que se ensayan en sus Campus de: Madrid-Moncloa, de la PSA en Almería y del CEDER-CIEMAT en Soria. A través de la actuación y coordinación del Proyecto Singular Estratégico sobre Arquitectura Bioclimática y Frío Solar (PSE-ARFRISOL) de 2005 a 2012, el Ciemat es propietario de estos tres edificios prototipos Demostradores de Energía (DE)

El perfil de los visitantes que visitan cada año los DE son de tres tipos: por un lado, estudiantes de Bachillerato que pueden ver las ventajas del diseño arquitectónico, de la energía solar térmica aplicada a edificios, así como el uso de la energía solar fotovoltaica para la producción de electricidad. Por otro lado, el público profesional conocedor de estas tecnologías presta mayor atención al desarrollo de la energía solar y sus variantes. Y por último, el público investigador al ser el CIEMAT un centro de investigación que participa en numerosas iniciativas en redes de investigación y en colaboraciones con empresas.

Hay que destacar que a estudiantes y profesionales, desde el año 2008, con un volumen que ha superado la centena de visitas varios años, les atrae el empleo del calor procedente del Sol para la producción de calefacción y refrigeración. En lo relacionado con la refrigeración renovable, el Frío Solar marca las dudas y curiosidad de unos visitantes profesionales que han sido testigos de la evolución del uso de este tipo de climatización. Un campo en el que los investigadores de la Unidad de I+D sobre Eficiencia Energética en Edificación (UiE3) del Ciemat primero simulan las condiciones en las que se van a construir  y usar los edificios para después analizar los datos en condiciones reales de uso y mejorar la tecnología.

Cada uno de estos perfiles responde a estudiantes escolares, profesionales de construcción, ingenierías e instaladoras, así como personal investigador que visitan estas instalaciones científicas, al tener relación con el sector y los proyectos que desarrolla el centro.

¿Sorprender? ¡Ciencia es medir!

En este tipo de vistas, también se busca mostrar al visitante que primero hay que simular las condiciones de contorno, clima, ocupación y usos de los ocupantes para después monitorizarlas en condiciones reales de uso. Junto a investigadores de la UiE3 que han dedicado, no menos de un par de décadas a estudiar y a investigar en esta área, se explica a los visitantes como se miden a través de los sensores todo lo descrito.

Al cruzar la puerta principal del Edificio 70 la fachada ventilada es un ejemplo del buen uso de la energía solar pasiva. En sí es un aislamiento o un “abrigo a medida” que se le pone al edificio para reducir en algunos casos la demanda energética hasta en un 25%.

En la primera planta, los sensores que registran temperatura, humedad y calidad del aire llevan midiendo diez años como mejorar el confort térmico de los usuarios y la reducción de la demanda energética. El equipo científico del CIEMAT compara desde datos climáticos en diferentes épocas, el confort que proporciona esta edificación y sobre todo observar al usuario. Los usos que hace y su comportamiento en esta construcción son importantes al ser un centro de trabajo y un prototipo experimental.

¿Frío Solar?

En sí, este DE es una instalación científica singular. Al subir a la planta superior, se encuentra la sala blanca del laboratorio de Medicina Epiterial. Y subiendo el último tramo de escaleras, se accede a la azotea del edificio donde más de 180 m² de captadores solares térmicos integrados en cubierta alimentan con agua caliente las máquinas de absorción, al Agua Caliente Sanitaria (ACS) y a la calefacción. Los investigadores están midiendo estas y otras tecnologías.

Pero… ¿Cómo funciona una máquina de absorción? Es una tecnología que data del S.XIX (1859). En sí se nutre del Agua Caliente de los Captadores. Esa agua caliente llega a estas máquinas que tienen una disolución de Cloruro de Litio (LiCl) y el aire caliente pasa a ser frío para repartirse por el resto de los inductores que tiene el DE. En sí se ha medido de primavera a invierno funcionando de manera constante con un completo archivo de datos registrados entre 2008 y la actualidad. Un conjunto de componentes, usos y medidas que sirve para que los investigadores mejoren toda la tecnología descrita, ya validada.

Como conclusión, el visitante que acude al Ciemat a ver como son los entresijos de este edificio 70 o los demás DE, se lleva una idea clara de cómo ahorrar energía en la edificación, gracias a la integración de la tecnología renovable y a las mejoras en el diseño constructivo, así como el control de las instalaciones. Con todas estas actuaciones, la mejora de la edificación puede ser una de las vías para reducir los efectos nocivos del Cambio Climático en ciudades, tal y como estipulan las políticas de actuación de la UE.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus