por DPArquitectura 22 de octubre, 2015 Detalles comentarios Bookmark and Share
< Volver

La arquitecta Ilaria Mosso, con la colaboración de Simone Piva, ha llevado a cabo la construcción de la nueva central de la empresa Inox Fondi de Villamarzana, en Rovigo, Italia, donde Hi-Macs completa la creación del elemento principal, una espectacular escalera en espiral.

“La firma buscaba un estilo urbano y contemporáneo para organizar el nuevo conjunto de oficinas, situado en la parte principal del complejo de administración y producción. Para ello, se dirigió a la diseñadora italiana que eligió Hi-Macs para crear una escalera de tres plantas, de aspecto escultural y realmente extraordinaria”, aseguran desde la empresa.

«Siguiendo la linealidad y sencillez del proyecto general, hemos querido crear un elemento de contraste que con sus curvas rompiera, pero a la vez se adaptara a la rigidez del contexto. Y así surgió la escalera», explica Ilaria Mosso.

La estructura metálica de la escalera está totalmente recubierta de placas de escayola en las partes laterales y subyacentes, y de Hi-Macs en la parte interna de la huella y contrahuella. No hay nada que sea estándar: cada escalón sigue su pauta, realizado con formas de madera sin tratar, modeladas a mano, “lo que ha dificultado sin duda la elaboración del proyecto, pero que a la vez ha convertido la escalera en una pieza única en su género”, se felicitan.

La forma de la estructura, que guía de la puerta al interior del edificio, se realza mediante una línea luminosa que subraya el carácter gráfico y escenográfico. “Gracias a Hi-Macs y a su capacidad de interectuar con la luz, la arquitecta ha podido experimentar con un sistema de retroiluminación de los peldaños obteniendo una superficie única en el ambiente, sin cambiar de material entre la parte ciega y la parte luminosa”.

Para organizar el sistema y, por lo tanto, crear un nicho donde alojar los led, ha sido necesario taladrar los escalones después de haberles añadido una base que aumentara el grosor. A través de una solución inteligente e innovadora, los peldaños se enganchan y desenganchan de la estructura mediante un sistema magnético, haciendo que todo sea fácilmente desmontable, permitiendo así sustituir fácilmente la instalación eléctrica en caso de avería.

«Hemos elegido Hi-Macs por numerosos motivos, por ejemplo, por su transparencia y uniformidad de color, por su conformabilidad, incluso con un grosor reducido, en este caso de sólo 9 mm, así como por su brillantez y su aspecto plástico y moderno», añade la arquitecta.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus