por DPArquitectura 21 de octubre, 2015 Proyectos comentarios Bookmark and Share
< Volver

El Instituto Tecnológico del Plástico, Aimplas, coordina un proyecto europeo cuyo objetivo es el desarrollo de una herramienta para impulsar la sostenibilidad de las ciudades mediante la elección del mobiliario urbano, ya que puede reducir hasta un 26,5% su impacto sobre el calentamiento global.

Se trata de la Guf Tool, una plataforma que permitirá a las administraciones públicas implicadas en la compra de mobiliario urbano seleccionar aquellos productos medioambientalmente más sostenibles.

La herramienta está dirigida a los responsables de compras del mobiliario urbano y los guiará durante el proceso de licitación, desde la generación de requisitos ambientales que deben incluir en sus pliegos, hasta la evaluación ambiental comparativa de los distintos productos para conseguir una compra publica “verde”.

El impacto de su utilización será directamente beneficioso para el medio ambiente, ya que se ha calculado que la incorporación de este tipo de productos sostenibles puede reducir hasta un 26,5% su impacto sobre el calentamiento global, un 15,5% el consumo de energía y hasta un 10,8% el volumen de residuos generados. Pero indirectamente también beneficiará al sector europeo de mobiliario urbano, ya que ampliará el mercado de aquellos productos más respetuosos con el medio ambiente e impulsará su competitividad a través de la eco-innovación.

Valencia y Koprivnika: área de pruebas

Durante la fase de validación del proyecto se realizarán compras públicas reales de al menos 200 productos de mobiliario urbano, y se espera que durante los cinco años posteriores a la finalización del proyecto se lleven a cabo adquisiciones de un total de 17.500 productos. Con los resultados de esta validación se elaborará una guía de “compra verde” que se incorporará a los procesos de adquisición de mobiliario urbano de los consistorios. La herramienta estará al alcance tanto de las administraciones públicas encargadas de realizar estas compras como de sus proveedores. 

El proyecto, que se enmarca dentro del programa LIFE de la Unión Europea, está coordinado por AIMPLAS y en él también participan AIJU, la Universitat Jaume I de Castellón, el Ayuntamiento de Valencia a través de la Fundación INNDEA, el Ayuntamiento de Koprivnika y la Asociación de Ciudades y Regiones para el Reciclado y la Gestión Sostenible de los Recursos (ACR+) con sede en Bélgica.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus