por DPArquitectura 17 de septiembre, 2015 Proyectos comentarios Bookmark and Share
< Volver

El barómetro Arch-Vision de sentimiento del mercado de los estudios de arquitectura consolida los cimientos de la recuperación, en general a nivel europeo, pero los datos para España fijan un cimiento sólido para los próximos ejercicios, ya que el 53% de los arquitectos españoles han incrementado su cartera de pedidos en el segundo trimestre de 2015.

La evolución de los resultados del mercado español ya muestran una tendencia positiva por sexto trimestre consecutivo, desde la perspectiva de pedidos y valor medio de los pedidos de los estudios de arquitectura. El 53% de los arquitectos españoles han incrementado su cartera de pedidos en el segundo trimestre de 2015, frente a un 11% que vieron caer su demanda en este período. Son los datos más favorables desde 2008.

La tendencia positiva se ve reforzada por el desarrollo de los permisos de obra y el número de arquitectos que vieron sus proyectos cancelados, pasando de un 38% a un 23% en el segundo trimestre del año.

El barómetro analiza, además de la previsión de actividad ligada al ámbito de proyecto, una amplia encuesta para conocer la visión de los despachos de arquitectura en España respecto a los cambios y transformaciones en el modo de proyectar y como se establecen las relaciones entre los agentes de la cadena. 
 
Entre otros aspectos, cabe destacar:
 
Mano de obra especializada: Respecto a los problemas de localizar mano de obra, la encuesta pone de manifiesto la gran dificultad que ven los arquitectos españoles para encontrar mano de obra especializada de ahora a tres años vista (53%). El cambio en el modelo de construcción (obra nueva a rehabilitación) y la transformación de los modos constructivos y soluciones constructivas deja ver el problema de la especialización en el momento en el que el mercado comience a crecer a mayor ritmo.

Ganar tiempo en el proceso constructivo: Los nuevos promotores y agentes que financian las construcciones imprimen mayor tensión a los procesos constructivos en plazos medios de entrega. El 63% de los encuestados considera que ya (40%) o en el otro plazo (23%) ven que deben realizar procesos de construcción más rápidos.(modulares, prefabricados, etc…), sin embargo esta necesidad de acortar tiempos de ejecución contrasta, como veremos más adelante, con la visión que los propios arquitectos tienen respecto a las posibilidades y recorrido de este tipo de modalidad constructiva.
 
El valor de la distribución: la transformación del diseño constructivo responde a la necesidad de ofrecer al cliente soluciones competitivas. En España, el mercado de edificación (terciaria y viviendas) ha estado ligada a la figura del promotor/constructor. En muchos países europeos una parte de este mercado está gestionado directamente por ingenierías y estudios de arquitectura. Esta transición puede darse y de ahí la mayor adecuación del proyecto al mercado.
 
Para lograr que los proyectos resulten competitivos no cabe duda que la información del mercado es crítica. Aquí la distribución tiene un punto fuerte indiscutible, si bien, requiere otro modelo comercial, pero aquí posee un eje de valor diferencial sobre la industria.

 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus