por DPArquitectura 8 de junio, 2020 Arquitectura comentarios Bookmark and Share
< Volver

La colección de cocinas Kool de Rekker destaca por su versatilidad. La combinación de elementos nobles como la piedra natural, la madera o el aluminio “consiguen una composición geométrica de líneas puras, simples y exclusivas lo que la convierten en una estancia contemporánea a prueba de los hogares más exigentes”, explican desde la empresa.

Las estanterías metálicas entre los muebles altos y la zona de aguas son una solución funcional donde cada utensilio encuentra su lugar y está a la vista. Huecos para especieros, botes, tablas o paños mantienen el orden deseado.

Su vitrina Kelas está dotada de perfilería en color negro antracita que llama la atención por sus formas inclinadas en los batientes verticales y por su mínima expresión en los horizontales. Se combinan con cristales espejo que permiten ver el interior y reflejan sutilmente el exterior.

El mueble columna con puertas escamoteables, que no precisan de mucho espacio delante para ser abiertas, es una solución ideal de almacenaje fácilmente ocultable consiguiendo así una perfecta integración con el resto de ambientes del hogar.

Las barras y mesas, elaboradas en infinidad de materiales, además de conseguir continuidad con la estética de la cocina, son un elemento imprescindible, ya sea para desayunos o cenas rápidas, o como centro de reunión sobre el que disfrutar de una agradable sobremesa.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus