por DPArquitectura 9 de julio, 2021 Obras comentarios Bookmark and Share
< Volver

El Palacio de Pimentel, sede de la Diputación de Valladolid y uno de los palacios señoriales más importantes de la ciudad, adoptó el sistema Biodry en julio de 2020, “como la solución definitiva para terminar con los problemas de la humedad ascendente por capilaridad”, aseguran desde la empresa.  Se utilizó en la zona más afectada del palacio de 400 m2 de superficie, correspondiente al despacho del diputado delegado vicepresidente y a las oficinas colindantes.

Para comprobar que el secado se está produciendo positivamente, los muros más afectados se monitorean mediante mediciones ponderales en base a la normativa europea UNI 11085:2003. Tras los nuevos valores obtenidos, se comprueba que desde la instalación hasta el primer control, “la reducción de la humedad es continua y extraordinariamente favorable”, dicen. Se realizará un control final en los próximos meses para verificar el secado íntegro de la zona de actuación.

Mediciones en profundidad de la humedad en el interior de los muros monitoreados:

- Los valores obtenidos en la instalación (6/7/20) fueron los siguientes: La altura media de la humedad capilar: 160 cm.

La cantidad promedia de humedad dentro de las paredes: 8,73 %.

- Los valores obtenidos en la primera revisión (1/7/21) fueron los siguientes: La altura media de la humedad capilar descendió a: 35 cm.

La cantidad promedia de humedad dentro de las paredes disminuyó a: 3,18 %.

“En sólo 12 meses, la tecnología Biodry ha logrado descender la humedad de 160 cm de altura a 35 cm de altura”, señalan.

La Diputación de Valladolid, tras comprobar el efecto tan positivo de la instalación del sistema de deshumidificación Biodry, ha solicitado implementarlo en el resto del conjunto del palacio también afectado por el ascenso continuado de la humedad. De esta forma se contribuirá a la conservación del importante edificio señorial, además de favorecer un clima armonioso en su interior.

“El sistema Biodry seca de forma natural y definitivamente las paredes afectadas por la humedad de ascenso capilar. Instalado sin necesidad de realizar obras, su funcionamiento no requiere de corriente eléctrica, no utiliza sustancias químicas, ni emite campos electromagnéticos. Al invertir el flujo de las moléculas de agua hacia el terreno y transportar así la humedad hacia abajo, el enfoque del dispositivo es ecológico, sostenible y muy sencillo de implementar”, explican desde la empresa.

(Nota: Las mediciones ponderales en % de peso de agua se refieren al peso real del agua presente en la pared, por ejemplo el 10% equivaldría a 100 cl de agua por 1Kg de pared).


Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus