por DPArquitectura 30 de noviembre, 2020 Detalles comentarios Bookmark and Share
< Volver

Los expertos del Cogiti abogan por una "solución definitiva a la mala calidad del aire en las aulas" y proponen la utilización de fondos de recuperación europeos para la instalación de sistemas de ventilación mecánica con recuperación de calor. 

El comité de expertos en ventilación (CExHVAC) del Consejo General de la Ingeniería Técnica Industrial de España, Cogiti, ha estudiado la calidad del aire en las aulas de los centros educativos, "por ser uno de los sectores claves en la gestión de las repercusiones sociales de la pandemia". 

Para ello se ha medido la contración de CO2, a la hora de determinar el momento adecuado y el tiempo necesario de ventilación natural (al carecer de otros medios). "En este sentido, las circunstancias actuales ponen sobre la mesa el grave problema hasta ahora infravalorado de la mala calidad del aire interior (CAI) en muchos edificios, en general, y en las aulas, en particular", concluyen los expertos.

Según los ingenieros, es urgente "solucionar el grave problema de salud que supone" , además de concienciar sobre "la inseparable relación que tiene su gestión con el no menor problema que supone el cambio climático".

El colectivo explica que la ventilación natural directa resulta "incompatible" energética, medioambiente y funcionalmente. "Cualquier metodología de ventilación natural directa que se utilice podrá contribuir en mayor o menor grado a prevenir el riesgo de propagación del virus, pero en cualquier caso no será la solución definitiva al problema actual, y cuando la esperada vacuna sea una realidad, nuestros centros educativos  (residencias, oficinas, centros de salud, etc.) seguirán con su particular problema de calidad de aire interior de cara a futuros problemas similares", argumentan.

Su propuesta pasa por la instalación de sistemas de ventilación con recuperación del calor, "que compatibilicen la salud, la eficiencia energética, el confort climático y el medio ambiente". 

Inversión económica estimada para la instalación de sistemas de ventilación en las aulas

Los expertos del Cogiti estiman que la inversión económica para instalar sistemas de ventilación adecuados que posibilitasen una correcta calidad del aire interior en centros educativos de enseñanza obligatoria, bachillerato y FP estaría en torno a los 1.960 millones de euros, de los cuales 1.348 millones corresponderían a las plazas en centros públicos y 612 millones a plazas de centros privados.

La inversión resultante para el diseño y ejecución del sistema para una aula podría estar en torno a 6.500 €, lo que supondría un ratio de 325 €/alumno.

"Es muy importante considerar que la inversión estimada por un aula no se debe extrapolar al total de aulas de un centro, ya que si el sistema referenciado se instalase en todas las aulas del mismo, la inversión se optimizaría con el volumen de obra. Además, con toda probabilidad, no sería el sistema individual por aula el óptimo en la mayor parte de los casos, sino sistemas que compartiesen recuperadores y con ello, al disminuir el nº de equipos directos y los auxiliares asociados, la inversión puede optimizarse fácilmente hasta un 25%, es decir, que podríamos hablar de un ratio de inversión por alumno en torno a 245 €", explican.

Consumo energético estimado

 

Por otro lado, los expertos presentan resultados orientativos acerca del alcance energético. Así, exponen el ejemplo de un aula de 50 m², ocupada por 20 alumnos, perteneciente a un centro con una antigüedad de 25 años, en el que no se han llevado a cabo mejoras en su envolvente térmica.

En el caso analizado, se considera un ratio medio de demanda térmica de calefacción de 80 W/m², en base a lo cual y suponiendo que la calefacción solo estuviese funcionando durante 6 horas (las equivalentes al horario escolar), el resultado sería:

50 m² x 80 W/m² x 6h/día  = 24 kWh/día en el aula

Considerando incremento en el consumo  por pérdidas, rendimiento, intermitencia, mantenimiento, los 24 kWh/día pasarían a ser unos 30 kWh/día.

Suponiendo que el sistema de calefacción del centro funcionase utilizando gasóleo C como combustible, se necesitaría la combustión de 3 litros para conseguir los 30 kWh/día en el aula. Al precio estimado (media aprox. actual en el estado) de 0,75 €/litro, supondría un coste de 2,25 € y unas emisiones de 8,37 kg de CO2., que llevado a ratios por alumno serían 0,112 €/alumno.día y 0,42 kg CO2/alumno.día.

Para el total de los 8 millones de alumnos durante 60 días/curso en que se emplease la calefacción en estas condiciones tendremos:

8000000 alum. x 0,112 €/alum.día x 65 días/curso ≈ 58.000.000 €/curso

8000000 alum. x 0,42 kg CO2/alum.día x 65 días/curso ≈ 218.400 tCO2 /curso

"Si el aula que analizamos se ventila de forma natural, además de eliminar el confort térmico conseguido, estaremos, nunca mejor dicho, tirando por la ventana el dinero invertido en procurarlo y contribuyendo muy negativamente al cambio climático con emisiones inútiles", señalan.

En todo caso, "será un error analizar el retorno de la inversión calculada, para dotar a los centros educativos de sistemas de ventilación adecuados, con el parámetro económico directo, y un acierto de presente y futuro hacerlo considerando la necesidad de compatibilizar confort, salud, rendimiento escolar y contribución positiva para frenar el cambio climático", concluyen los expertos.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus