por InfoConstrucción 20 de noviembre, 2020 Detalles comentarios Bookmark and Share
< Volver

La urbanización zaragozana de Las Lomas del Gállego, a 15 minutos del centro de la ciudad, está formada por un conjunto de casas que no producen ningún gasto energético, “generan energía hasta incluso devolver por ella dinero al propietario, y cuentan con un interior dotado de aire limpio, constante y renovado que favorece la eliminación de virus, bacterias y hongos,”, explican desde Griesser, empresa proveedora de las persianas automáticas y graduables de estas edificaciones.

Estas persianas, al permitir regular la intensidad de la luz, ofrecen protección frente al deslumbramiento y el sobrecalentamiento, asegurando ahorro energético. Además, protegen el aislamiento del dintel, minimiza la transmisión de ruido, “reduciendo hasta un 10% el consumo de energía”, concretan.

Las viviendas, previstas para diciembre se 2021, “no generarán gasto en facturas de luz ni gas, un impacto ambiental casi nulo, y con un alto grado de confort y un ambiente extraordinariamente saludable”.

Han sido construidas bajo la certificación Passivhaus. Se trata de un estándar que introduce “la solución más rentable, tanto para el usuario como para el planeta, logrando un modelo de viviendas sostenibles y energéticamente eficientes, con un alto grado de bienestar para sus usuarios”. Cuentan con la certificación Passivhaus Premium, la categoría más alta del estándar internacional Passivhaus y la más exigente del mundo en eficiencia energética, lo que las convierte en mucho más eficientes y con un menor consumo que la calificación ‘A’.

“Llegando a generar hasta cinco veces más energía de la que consumen, no solo no gastan nada en suministros en toda su vida, sino que durante el mismo tiempo evitan el gasto en combustible de dos vehículos e incluso tienen energía suficiente para que la compañía eléctrica pague por ella a sus propietarios, gracias a la supresión del controvertido impuesto al sol”.

Sin necesidad de radiadores ni de aire acondicionado, están dotadas de un sistema de ventilación con recuperador de calor, y un suelo radiante que proporciona calefacción y refrigeración. “A pesar de que no se trata de una técnica de construcción ampliamente conocida, se está empezando a emplear, incluso, en vivienda de protección pública”.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus