por DPArquitectura 11 de diciembre, 2019 Detalles comentarios Bookmark and Share
< Volver

La construcción genera más de 500 millones de toneladas de residuos al año, lo que hace que el volumen de desechos constructivos que acaban en el vertedero sea muy alto. Por ello, la economía circular ofrece utilizar materiales saludables y ciclables, que puedan ser reutilizados de forma indefinida sin perder calidad.

 

En el modelo circular, los edificios se diseñan para ser cuidadosamente reconstruidos en el futuro, así se aprovechan todos sus materiales, vuelve al medio natural o se reincorpora al ciclo productivo.

Lean2Cradle Construcia es la metodología creada por Construcía para poder aplicar el modelo circular al sector y alinearse con los objetivos de desarrollo sostenible (ODS).  Desde su registro en 2018, ha demostrado su eficacia al reducir de forma significativa la cantidad de residuos en sus proyectos, tanto los de construcción como los de demolición. 

La metodología usa materiales certificados Cradle to Cradle, porque no contienen sustancias nocivas para el entorno y, por tanto, pueden ser reutilizados indefinidamente o volver a la naturaleza de forma segura. 

El Pasaporte de Materiales permite su trazabilidad y es la primera herramienta de Lean2Cradle para la toma de decisiones.  En él se registran la cantidad y composición de los componentes empleados, su perfil de salubridad y dónde están ubicados en el edificio. 

Además, identifica las vías de recuperación de la materia una vez que cumplan su función en el edificio, y se estima el valor económico que tendrán en su próximo ciclo de vida. 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus