por DPArquitectura 27 de noviembre, 2019 Detalles comentarios Bookmark and Share
< Volver

La sede de Ascer acogió la reunión del jurado de los XVIII Premios Cerámica, que reconocieron el trabajo de los profesionales en las categorías de arquitectura, interiorismo y proyecto final de carrera. Además, todos los galardones obtuvieron sus respectivas menciones.

El jurado estaba compuesto por Jacob van Rijs (Mvrdv); Inês Lobo (Inês Lobo arquitectura); David Lorente (H Arquitectes); Eugeni Bach (Anna & Eugeni Bach); Héctor Ruiz Velázquez (Ruiz Velázquez Architecture & Design Team); Tomoko Sakamoto (Spread editores) y Ramón Monfort (CTAC).

En la categoría de arquitectura el premio fue para el "Centro de investigación del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, Barcelona" de PICHarchitects_Pich-Aguilera y 2BMFG Arquitectes. Se valoró su uso innovador de la cerámica y el contexto en el que se utiliza el material, que se mimetiza con parte del entorno. Esta fachada es una piel permeable que permite la comunicación del interior con el exterior. 

La mención fue para "Patio de los valientes y nueva sala de padres" de Elisa Valero. Una pieza de uso común a través del juego y la desmaterialización de un pequeño volumen octogonal. También la obtuvo "Edificio Tívoli. Rehabilitación de edificio para 22 viviendas, local y aparcamientos" de Martín Lejárraga Oficina de Arquitectura que ha resuelto una rehabilitación de un edificio a través del contraste. En esta estrategia la pieza se convierte en elemento clave para reforzar este juego entre lo existente y la nueva construcción.

En cuanto a interiorismo, el ganador, "Sala de espera en las dársenas de una estación de autobuses (Badajoz)" de José María Sánchez García. Se ha valorado la elegancia en la resolución de un proyecto a través del diseño de una pieza cerámica. Detalle, geometría, construcción y espacio son una unidad en este proyecto pensado tanto desde la escala más pequeña como desde la experiencia del usuario.

La mención la obtuvo "Vallirana 47" de Vora Arquitectura. Un proyecto que actúa desde la lógica del palimpsesto, añade una capa más a una finca de los años 20, juega con la materialidad y el color de los distintos suelos. Además de el "Camper Paseo de Gràcia" de KKAA (Kengo Kuma / Javier Villar Ruiz), un trabajo cerámica que se convierte en la protagonista del espacio comercial en su doble función de escaparate del producto expuesto y como elemento decorativo indiscutible. 

En la categoría destinada a estudiantes de arquitectura, Proyecto de Carrera Final ha ganado "Memento Mori. La presencia de la ausencia" de Óscar Cruz García, de la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid (ETSAM). El jurado ha destacado la madurez y la sensibilidad del proyecto. El cuidado en el detalle se convierte en el hilo conductor de una secuencia de espacios donde naturaleza, materialidad y atmósfera. 

La mención para "Dance school" de Alexey Agarkov de la Moscow Architecture School (MARCH School), donde se ha valorado la capacidad de generar atmósferas y espacios de una gran simplicidad y belleza. El uso del material apoya, tanto la forma arquitectónica del espacio, como su calidad lumínica y matérica. También lo ha recibido "Barcelona fabrica" de Felipe Sancho Cervera de la Etsab. Una sencilla pieza que crea unos espacios intermedios de gran complejidad y valor espacial. 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus