por DPArquitectura 26 de febrero, 2019 Obras comentarios Bookmark and Share
< Volver

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha visitado hoy las instalaciones del Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) en Almassora (Castellón) ubicadas, concretamente, en el Polígono Industrial SUPOI-8.

Ya en plena actividad y con 40 profesionales dedicados a la investigación cerámica, crece por parte del ITC el ánimo de ampliar aún más la intensa actividad en I+D+I, a fin de apoyar al sector cerámico en su crecimiento y mejora de posicionamiento en los mercados.
 
El presidente de la Generalitat ha estado acompañado por la alcaldesa de Almazora, Mercedes Galí, la Rectora de la Universitat Jaume I de Castellón, Eva Alcón, el presidente de la AICE-ITC, José Castellano, y otros miembros del Consejo Rector de la Asociación de Investigación de las Industrias Cerámicas (AICE) que, bajo convenio con la UJI, integran el ITC.
 
Además han acudido numerosos representantes de la administración pública valenciana, como la Dirección General de Industria y Energía, la presidencia de la Comisión de Industria en Les Corts Valencianes, la Conselleria de Economía, el IVACE, y otras instituciones vinculadas al ITC como, además de la UJI, QUALICER, CEVISAMA, ASCER, ANFFECC, ASEBEC, ATC y otras como la Autoridad Portuaria, la Cámara de Comercio, REDIT, el CEEI, la SECV, entre otros muchos organismos vinculados con el ITC que han acudido.

La ampliación de las actividades del ITC se centra, en su sede de Almassora, en el impulso a la adopción de la Estrategia 4.0 para la industria cerámica, la innovación en Procesos Industriales, Producto y Construcción, así como la labor en el área del Hábitat y Cerámica para la Arquitectura.
 
Entre otras dependencias, el presidente Ximo Puig ha podido conocer laboratorios en los que se están mejorando las prestaciones del producto acabado en varios aspectos, como pueden ser: su resistencia al desgaste superficial, al deslizamiento, a la carga, a la presión. En este sentido, cabe destacar la adquisición de un equipamiento, único en el mundo, en el que se puede medir la resistencia al cuarteo de piezas cerámicas de grandes dimensiones, sin tener que romperlas.
 
Gran parte del equipamiento instalado en la sede de Almassora se ha financiado con fondos procedentes de ayudas de la Generalitat Valenciana a través del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) de la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo.
 
El presidente de AICE-ITC, José Castellano, ha puesto de manifiesto el agradecimiento a la Generalitat Valenciana por su apoyo en este nuevo impulso a la investigación, mientras que la Rectora de la UJI, Eva Alcón, ha realzado la importancia del ITC para la universidad y el sector cerámico, mostrando su firme apoyo a esta industria a través del instituto.
 
Por otra parte, la alcaldesa de Almassora, Merche Galí, se ha mostrado visiblemente satisfecha de ver crecer el polígono, abriendo paso a la industrialización y al desarrollo del municipio, manifestando también la importancia que tiene para Almassora la presencia de un centro investigador como el ITC, que viene a ocupar una edificación a la que la corporación deseaba dar vida tras haber estado mucho tiempo sin uso.
 
Por último, el presidente de la Generalitat Valenciana ha expresado su clara y firme voluntad de estar enteramente al lado de la industria cerámica trabajando en todo momento para impulsar su desarrollo, crecimiento y posicionamiento, llevando a cabo para ello las iniciativas y acciones que fueran necesarias a fin de que el ITC continúe ampliando sus acciones de I+D+i, siempre en apoyo del sector cerámico.
 
Tags:
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus