por DPArquitectura 6 de agosto, 2018 Obras comentarios Bookmark and Share
< Volver

El precio de venta de la vivienda subirá anualmente un 3,8% de media hasta el año 2020, una tendencia que también seguirá el mercado de alquiler, donde el precio se incrementará un 6,1% de media durante los próximos tres años, según el Informe de Mercado Residencial elaborado por la consultora inmobiliaria JLL.

En lo relativo al precio de venta, se sigue la estela marcada por los últimos ejercicios. En 2017 el porcentaje de incremento a nivel nacional fue del 7,2%, sumando cuatro años consecutivos de subidas de precios. Además, el año anterior la vivienda se encareció en todas las comunidades autónomas, siendo la Comunidad de Madrid (+11,9%), Cataluña (+10,2%) y las Islas Baleares (+9,8%) las que registraron mayores incrementos. 

"Respecto a los datos de alquiler, los precios, al igual que los de compra, están viviendo fuertes incrementos en los dos últimos años, como consecuencia de una oferta insuficiente, o de poca calidad, para atender la demanda". El resultado, vaticina JLL, serán incrementos en la renta media nacional de un 6,1% durante los próximos tres años. 

En este sentido, esta creciente demanda está despertando el interés de inversores y estimulando la profesionalización del sector, con el desarrollo de Socimis especializadas y la entrada de inversores institucionalizados en un sector poco desarrollado en España hasta la fecha.

Punto de inflexión en venta de obra nueva

En 2017, la compraventa de vivienda se disparó un 16,3% con respecto al año anterior, terminando así con la mayor alza interanual registrada desde el año 2014. El número total de transacciones de compraventa de vivienda, tanto nueva como de segunda mano, se situó en 532.367 operaciones, siendo el último trimestre del año el más activo. 2017 se posicionó como el mejor año desde que estalló la burbuja. 

La vivienda de segunda mano volvió a ser el impulsor de este crecimiento. En total, se transaccionaron 481.969 viviendas, representando una subida de 17,4% con respecto a 2016. Sin embargo, 2017 marcó

un punto de inflexión hacia un crecimiento positivo de las transacciones de obra nueva. El año cerró con un crecimiento del 7,0% con respecto a 2016 y, por primera vez en 10 años, se vio un crecimiento positivo de transacciones de vivienda nueva. 

En esta línea, las previsiones de JLL apuntan a que el nivel de transacciones seguirá subiendo hasta alcanzar unas 600.000 viviendas de media en los 3 próximos años. 

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus