por DPArquitectura 14 de junio, 2021 Arquitectura comentarios Bookmark and Share
< Volver

Para reforzar la seguridad pasiva y, de este modo, evitar o frenar la propagación del fuego en caso de incendio, Knauf Insulation ha presentado una solución en base a barreras cortafuegos, de aplicación para fachadas ventiladas en obra nueva y rehabilitación. Este sistema se ha ensayado conforme a las normas más exigentes a nivel internacional (UNE EN 1363:3 y ASFP TGD-19). 

Entre las principales ventajas de estas barreras, que no se limitan a cumplir con las normativas más exigentes sino que superan los mínimos que marca el CTE DB SI, destaca su estabilidad frente al fuego (E60, E90, E120) gracias a su fabricación en lana mineral de roca con ligante ETechnology, su innovadora biotecnología de resina libre de fenoles y formaldehídos.

Este sistema para cámaras en fachada ventilada, de fácil instalación y que no necesita mantenimiento, se complementa con unas escuadras de anclaje en acero galvanizado o en acero inoxidable (opcional) y unos rollos de cinta de aluminio reforzado (resistente a los rayos ultra violeta) para sellar las uniones entre barreras. “Las franjas de material intumescente de las que se compone se hinchan con la presencia de calor cerrando el paso de la cámara ventilada, explican en Knauf Insulation Iberia.

Estas barreras han sido testadas con éxito en la nueva gama de fachada ventilada que ha lanzado la compañía: Smart Facade. Con una novedosa tecnología de pegado de un velo negro mejorado a la manta de lana mineral, se han incorporado nuevos espesores, dando lugar a tres versiones: 32 BP, 35 BR y Black 35.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus