por DPArquitectura 4 de octubre, 2019 Arquitectura comentarios Bookmark and Share
< Volver

El estilo vintage se reinventa con el mueble de baño Liem de Noken Porcelanosa. Una pieza de 120 cm de ancho que se presenta disponible en dos versiones: suspendido y con patas al suelo, y en dos acabados gris mate y tierra mate.

Se combina con una encimera fabricada en Xtone, con propiedades técnicas que lo hacen altamente resistente, en acabado Liem Grey Silk para la versión gris mate, y en acabado Ars Beige Nature para el mueble en arena mate.

Incluye una moldura para la encimera en madera natural de nogal americano, combinada con patas del mismo acabado.

Su espejo en forma ovalada está fabricado en chapa natural de nogal, con un acabado que se consigue gracias a un minucioso trabajo artesanal de selección y ensamblaje de pequeñas piezas que consiguen una elegante continuidad en el marco. El resultado es la prueba de que el valor humano es esencial para alcanzar un acabado final perfecto. Por ello, al margen de apostar por la innovación, Noken conserva la fabricación tradicional y humana, velando por la calidad y perfecta imperfección del “hecho a mano” en cada una de sus piezas para el baño.

Con un diseño depurado, la colección Liem se completa con el lavabo de apoyo de borde fino de 7mm, de 56 centímetros de ancho y en dos acabados: blanco brillo y blanco mate.

Un diseño delicado cuya elegancia radica en la sencillez y una limpia geometría. Líneas y cantos redondeados en una pieza fabricada en cerámica de alta calidad Noken Ceramic.

Tags:
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus