Empresas Premium

por DPArquitectura 11 de mayo, 2022 Detalles comentarios Bookmark and Share
< Volver

Ante el desafío de conseguir cuidar el medio ambiente reduciendo significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero, Anfapa sugiere reducir drásticamente la demanda energética de los edificios, “que son grandes consumidores de energía”.

Para ello, el primer  paso es la reducción de la mencionada demanda, implementando  medidas  pasivas  de  eficiencia  energética, lo  que significa construir y/o rehabilitar los edificios con envolventes muy aisladas, ya que la calefacción y la refrigeración requieren de elevadas cantidades de energía. Para la parte ciega de la envolvente de un edificio, una solución óptima es el SATE, que resuelve de una manera sencilla y eficaz el aislamiento, dotándole de una envolvente de muy baja transmitancia.

Así pues, la evolución del mercado del SATE está en continuo crecimiento como ponen de relieve las cifras recogidas por la asociación de este último año 2021: el sistema SATE, como excelente solución constructiva para el aislamiento de la parte ciega de la envolvente de los edificios, continua su expansión y crecimiento en el mercado español.

Con una óptima relación entre su coste y las prestaciones obtenidas, esta eficaz solución permite resolver los puentes térmicos y obtener una capa de aislamiento sin interrupciones en toda la fachada del edificio. Con el correcto tratamiento de los huecos de fachada y de la cubierta obtenemos edificios que funcionan como un termo manteniendo su temperatura estable, con escasas necesidades energéticas para mantenerla, tanto en invierno con la calefacción, como en verano con los aparatos de refrigeración.

Este sistema consiste en la instalación de una capa continua de aislamiento por la cara exterior de la fachada, de manera que los pilares perimetrales del edificio y los cantos de forjado quedan protegidos por el aislamiento, pierden su contacto casi directo con el exterior, y por ello no se convierten en transmisores que pierden la energía del edificio.

Un buen aislamiento de nuestras viviendas, nos permite cuidar el medio ambiente y reducir significativamente nuestra factura energética. Asimismo, nos proporciona un gran confort interior y proteje nuestra salud al evitar desde la aparición de mohos hasta las pequeñas corrientes de aire interiores, tan inconfortables, que se producen en una vivienda mal aislada.

Dentro de este concepto Anfapa asegura que el SATE ofrece una solución muy efectiva, "a la vez que simple de aplicar y reducir a mínimos la demanda energética para climatización de un edificio".

Publicidad
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus