Empresas Premium

por DPArquitectura 11 de febrero, 2021 Detalles comentarios Bookmark and Share
< Volver

La vivienda prototipo de Arquima está ubicada en la provincia de Granada donde, en las últimas semanas, se han producido más de 300 terremotos.

Arquima, firma especializada en construcción pasiva industrializada, ha desarrollado un prototipo de vivienda de entramado ligero de madera, que cumple la exigente Norma Sismo-resistente española para la zona andaluza (Real Decreto 997/2002 de 27 de Septiembre (Norma de Construcción Sismo-resistente NCSE-02). La madera utilizada está perfectamente preparada en todas las etapas y se han usado conectores de metal para garantizar una conexión perfecta.
 
Se trata de una vivienda de 200 m2 distribuidos en dos plantas, diseñada por la arquitecta de Arquima Ana Carvajal y construida el pasado año, que basa su diseño en criterios bioclimáticos y de casa pasiva buscando una alta eficiencia energética.
 
Con este proyecto, ubicado en la localidad granadina de Otura, Arquima pretende extender la importancia de tener un entorno construido con la máxima eficiencia energética, sostenibilidad y hogares y construcciones seguras y resistentes frente a los terremotos, entre los profesionales y la población civil.

Normativa de construcción sismo-resistente
 
Según los expertos, la actividad sísmica que está sacudiendo recientemente la provincia de Granada podría prolongarse durante semanas e incluso meses. Centenares de terremotos y sus correspondientes réplicas, que han alcanzado los 4,5 grados de intensidad en la escala de Richter, han sacado a la gente de sus casas y han creado una gran alarma social.
 
En España existe una normativa de construcción sismo-resistente de obligado cumplimiento. En la zona de Granada, al hallarse sobre una falla geológica activa, los parámetros son incluso más restrictivos. ARQUIMA defiende las cualidades constructivas de este material frente a cualquier otro ante la actividad sísmica.
 
En esta casa de madera, la primera construida por Arquima en una zona de alta exigencia sísmica, viven una pareja joven y sus tres hijos y están muy satisfechos. Consideran que ha pasado la prueba de estos últimos sismos con sobresaliente, ya que la estructura no ha sufrido ningún daño y la sensación de vibración que han ocasionado los terremotos ha sido casi imperceptible para ellos.
 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus