por DPArquitectura 28 de septiembre, 2020 Obras comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Asociación Española de Fabricantes de Fachadas Ligeras y Ventanas (Asefave) está reuniéndose con representantes de diferentes Administraciones públicas e instituciones interesadas en la propuesta lanzada por la asociación en relación al estímulo a la rehabilitación en nuestro país.

Para Asefave, se trata de una medida clave para alcanzar los objetivos de ahorro energético y de reducción de gases de efecto invernadero. La asociación sectorial mantiene reuniones con diferentes Comunidades Autónomas centradas en el impulso del sector de la rehabilitación.

En este sentido, Galicia ha introducido como novedad en el Impuesto sobre las Rentas de las Personas Físicas (IRPF) correspondiente al ejercicio 2019, una deducción por obras de mejora de eficiencia energética en edificios de viviendas o en viviendas unifamiliares, entre las que se cuentan la sustitución de ventanas y cerramientos. En concreto los contribuyentes se podrán deducir hasta el 15% de las cantidades totales invertidas en la rehabilitación de sus hogares hasta un máximo de 9.000€.

A esta iniciativa fiscal se suma, entre otras, la lanzada por la Diputación Foral de Vizcaya lanzada el pasado mes de mayo, el plan ‘Bizkaia aurrera!’ que incluye el ‘Plan Renove Etxea 2020’ de apoyo a la realización de obras en viviendas habituales, en el que se contemplan ayudas y subvenciones para renovar las ventanas de estas viviendas. Este programa ofrece una deducción fiscal transitoria del 10% por reformas en la vivienda habitual o una deducción para reformas con un presupuesto mínimo de 3.000€ y un máximo de 15.000€ (deducción máxima de 1.500€).

Medidas complementarias

Las iniciativas fiscales puestas en marcha por Galicia y la Diputación Foral de Vizcaya se encuentran alineadas con la propuesta hecha pública por Asefave en diferentes ocasiones consistente en un programa de desgravación fiscal a través del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) siempre y cuando las nuevas ventanas tengan unas especificaciones técnicas concretas y la sustitución se lleve a cabo por una empresa (o autónomo) acreditada. Una deducción en el IRPF que para Asefave debería estar complementada por otras ventajas encaminadas a la creación de una nueva fiscalidad favorable a la rehabilitación energética mediante el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales o el Impuesto sobre Bienes Inmuebles o exenciones en otros impuestos municipales como el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, licencias de obra, etc.  

Un IVA ‘especial’ para impulsar le eficiencia energética

El Documento de posición del sector de ventanas y fachadas ligeras en relación a beneficios fiscales de ASEFAVE, apoyado por diferentes organizaciones del sector de la construcción y que tanto interés está suscitando entre las Administraciones públicas españolas, recoge diferentes propuestas encaminadas a impulsar la rehabilitación energética en España. Entre ellas sobresale el IVA ‘verde’ ligado a actuaciones de rehabilitación de eficiencia energética, pero no sólo para las ventanas, sino para cualquier producto empleado en esas operaciones, punto que apoya, entre otras organizaciones, la Confederación Española de Asociaciones de Fabricantes de Productos de Construcción (CEPCO). Una medida que, por ejemplo, en países de nuestro entorno ya se han implementado, como es el caso Francia con el Crédit d´impôt pour la transition énergétique (Cite).
 
La Asociación Española de Fabricantes de Fachadas Ligeras y Ventanas ve imprescindible la aplicación de un IVA ‘verde’ para lograr la transición hacia unos cerramientos energéticamente eficientes. Es por ello que, desde Asefave se viene reclamando un tipo impositivo específico para estas acciones de rehabilitación en las viviendas españolas, lo que impulsaría de forma rápida el sector de la rehabilitación. Una medida que, para la asociación, es clave para alcanzar los objetivos de ahorro energético y de reducción de gases de efecto invernadero marcados por la Unión Europea y asumidos por España.  En este sentido, tomando como referencia el documento la ‘Hoja de ruta de los sectores difusos a 2020’ elaborado por la Oficina Española de Cambio Climático, actuando sobre las viviendas edificadas antes del año 2001, se podría evitar la liberación a la atmósfera de 4,8 millones de toneladas de CO2 al año.
 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus