por DPArquitectura 13 de marzo, 2020 Proyectos comentarios Bookmark and Share
< Volver

El convento de los Carmelitas Descalzos de Toledo ha renovado la iluminación tradicional de la Iglesia, así como de sus 5 salas de reuniones, con tecnología led. Se han instalado luminarias Curie de marca LightED de Antonio López Garrido para iluminar estos espacios.

El reto principal del proyecto era sustituir la iluminación tradicional del convento por luminarias led y mejorar así la eficiencia energética de la misma. Además, la iluminación debía mantener un ambiente de recogimiento y mejorar la luminosidad de la estancia sin desmerecer la estética tradicional de la iglesia, típica del seiscientos toledano. Todo ello aumentando la eficiencia energética para ahorrar energía.

“Para ello, se eligió realizar una iluminación indirecta y discreta que iluminase las bóvedas de la iglesia del siglo XVII desde los capiteles; tanto de la nave central para iluminar la cúpula del templo como de las naves laterales”, aseguran desde la empresa. En el caso de las salas de reuniones, lo que se pretendía era dotar de una mayor luminosidad a la estancia, modernizándola y mejorando su eficiencia.

Para el proyecto, se utilizaron 52 luminarias Curie de 40W en luz neutra (4.000K), de color blanco, para que quedaran totalmente camufladas con el color blanco del yeso de los capiteles de la capilla. Con un ángulo de apertura de 120º distribuye la luz de forma uniforme en toda la estancia en el caso de las salas de reuniones. “Asimismo, consigue crear un hermoso efecto sobre las bóvedas y la cúpula de la iglesia que reflejan la luz hacia abajo iluminando toda la iglesia uniformemente. La luminaria Curie, aunque está diseñada para una instalación suspendida, también puede instalarse en superficie, como ha sido el caso”, explican.

Tags:
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus