por DPArquitectura 11 de febrero, 2016 Proyectos comentarios Bookmark and Share
< Volver

El proyecto se caracteriza por el empleo de materiales naturales como la madera, que aporta un tono cálido y acogedor que sosiega y equilibra la estética del edificio, así como el vidrio y el aluminio que enfatizan su lado más imponente y masculino.

Uno de los principales objetivos de la reforma, liderada por los arquitectos Patrick Charoin y Marina Donda,  llevada a cabo en el nuevo  restaurante de la empresa Nexter Systems es el disfrute de unas vistas panorámicas inigualables.

Para la consecución de dicho proyecto, Kawneer, especialista en sistema arquitectónico de aluminio y única marca del sector de la construcción del Grupo Alcoa, ha procedido a la instalación de un sistema de muro cortina AA110.

La realización de este edificio era una oportunidad para iniciar una reorganización completa del espacio. La ubicación de un vasto paisaje a su alrededor ha permitido una nueva distribución clara y eficaz de los diversos edificios del complejo. Situado a la entrada del grupo, el restaurante de la compañía tiene una posición estratégica y se convierte en uno de los primeros puntos focales que se atisban dentro del conjunto. Su forma irregular y puntiaguda confirma su papel dinámico, llamativo y rompedor.

A nivel de diseño, el proyecto se caracteriza por el empleo de materiales naturales como la madera, que aporta un tono cálido y acogedor que sosiega y equilibra la estética del edificio, así como el vidrio y el aluminio que enfatizan su lado más imponente y masculino. La unión de todos ellos, y las soluciones técnicas de Kawneer, ha permitido la creación de una construcción desde la que las vistas panorámicas están garantizadas.

AA110 de Kawneer, fachadas de largo alcance

El muro de cortina AA110 se adapta a la inclinación del techo que, a su vez, ejerce como protector solar. Esta solución de Kawneer busca garantizar el mejor rendimiento térmico del edificio. 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus