por DPArquitectura 25 de septiembre, 2015 Detalles comentarios Bookmark and Share
< Volver

El edificio Wibauthuis, del Amstelcampus de Amsterdam, dispone de unas balconadas de acero y cristal en las diferentes plantas que están orientados hacia un impresionante revestimiento curvo de madera de fresno estadounidense, convirtiéndolo en el elemento visual central del vestíbulo. “Elegimos el fresno porque buscábamos una madera de color claro con una veta agradable y que nos diese un acabado rústico liso sin necesidad de cepillado”, explica Anouk Dekker, arquitecta de Olll architects.

“El edificio tiene una atmósfera arquitectónica, y como diseñadores de interiores queríamos, combinar materiales arquitectónicos naturales como la madera aserrada sin cepillar de fresno y el acero perforado”, explica Dekker.

Se trata de una superficie de 3.000 m² de revestimiento con listones de fresno estadounidense de 15 x 70 mm cubren los techos ligeramente inclinados de la cafetería y de las zonas de estudio. Los listones están dispuestos horizontalmente creando marcadas líneas de perspectiva. Brillantes luminarias led de forma tubular se disponen en la misma dirección que el revestimiento de madera potenciando la perspectiva, mientras que bandas oscuras de acero, tras las que se oculta el sistema de climatización, contrastan con las grandes superficies de madera que se extienden casi sin interrupción de extremo a extremo del vestíbulo.

Los listones de madera se han trabajado cuidadosamente para rodear las columnas de hormigón liso que, además de su función de soporte de la estructura, también se convierten en un contundente elemento vertical. A lo largo de la parte central del espacio del vestíbulo principal, una hilera de mesas de madera de fresno maciza de gran longitud sirve de elemento de separación entre la cafetería y las zonas de estudio.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus