por DPArquitectura 27 de enero, 2020 Arquitectura comentarios Bookmark and Share
< Volver

Assa Abloy Entrance Systems ha conseguido la homologación de resistencia al fuego de 120 minutos, para su mecanismo de apertura SW 300 en conjunto con una puerta abatible cortafuegos. Así, lo corrobora  un certificado emitido por Tecnalia, organismo avalado por la Entidad Nacional de Acreditación (Enac).

El SW 300 es un operador motorizado para puertas batientes que se puede activar mediante pulsadores, sensores de movimiento o controles de acceso.

Puede ser instalado en la pared, a cada lado de la puerta y es apto para puertas sencillas o dobles. En caso de emplazamientos con dobles, se necesita la instalación de dos dispositivos, donde es posible añadir un selector de cierre, incorporado en el propio automatismo, para garantizar un correcto cierre de las hojas.

Para conseguir la homologación se han expuesto dos puertas cortafuegos de una hoja en las que la empresa ha instalado cuatro dispositivos SW 300, uno a cada lado. La prueba siguió todos los estándares que se requieren para certificar que el conjunto es capaz de resistir el fuego durante ese tiempo y según las Normativas Europeas.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus