por DPArquitectura 2 de mayo, 2019 Arquitectura comentarios Bookmark and Share
< Volver

La tercera generación Zamo de Bosch es multifuncional y puede determinar de forma fácil y rápida distancias de hasta 20 metros. Además, incluye tres adaptadores que le permiten medir objetos, superficies irregulares y curvas al igual que alinear objetos.

En su apuesta por la innovación y las nuevas tecnologías, Bosch continúa ampliando su línea de herramientas de medición con el lanzamiento de la tercera generación de Zamo, un medidor láser multifuncional que se actualiza con nuevas funciones con las que seguir optimizando el trabajo y la productividad de los amantes del DIY.
 
Ahora, con solo pulsar un botón de este nuevo Zamo, el usuario puede determinar de forma fácil y rápida distancias de hasta 20 metros con una precisión de ±3 mm. Además, el nuevo Zamo, con sus 80 gramos de peso y sus medidas reducidas, sigue la línea de diseño compacto y ergonómico del resto de herramientas y medidores de Bosch. Cuenta también con zonas de agarre suave para garantizar una buena sujeción mientras se utiliza la herramienta.
 
Precisión en cualquier tipo de superficie
 
Una de las principales novedades de este nuevo Zamo es la posibilidad de contar con tres adaptadores intercambiables que le permiten medir objetos y superficies irregulares y curvas al igual que alinear objetos como cuadros y estanterías.
  • Mediciones fáciles con el adaptador de cinta métrica: el nuevo adaptador de cinta métrica transforma el Zamo en una cinta de medida digital con la que se pueden medir distancias cortas de hasta 1,5 metros en cuestión de segundos. Para ello, hay que estirar la cinta flexible y fijar la medida en la pantalla solamente apretando un botón.
  • Adaptador de rueda para mediciones rápidas: el nuevo Zamo es especialmente ágil gracias a este adaptador de rueda, que se desliza por cualquier tipo de superficie, aunque sea curva, para la medición rápida y fácil de curvas y distancias de entre 1mm y 20 m. Zamo comienza a medir en el momento en el que la rueda se desliza por la superficie.
  • Todo alineado con el adaptador de línea láser: se acabaron los cuadros torcidos o las baldas mal colocadas. Con este adaptador, el Zamo proyecta una línea láser vertical u horizontal manualmente nivelada dependiendo de donde se coloque el medidor.
Además de medir las distancias, la tercera generación de Zamo puede calcular el área de una superficie basándose en las dos medidas registradas. Solo es necesario hacer doble clic después de haber tomado las medidas y el dispositivo indicará en el display la medida precisa en metros cuadrados. 
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus