por DPArquitectura 30 de junio, 2016 Arquitectura comentarios Bookmark and Share
< Volver

La colección Scala Connect de DLW Flooring no precisa mantenimiento es fácil de instalar y soporta la humedad de estancias como la cocina y el baño. Reproduce todos los aspectos de la madera, ofreciendo una alternativa económica a los pavimentos tradicionales. 

¿Por qué elegir un suelo vinílico? En primer lugar, por su apariencia. Scala Connect de DLW Flooring resulta visualmente bonito, ya que no sólo ‘imita’ madera sino que reproduce todos aquellos aspectos (nudos, vetas, irregularidades, rugosidades…) que la otorgan carácter y encanto. Al verlo (y tocarlo) te parecerá que estás ante un pavimento bello, pero también con múltiples utilidades.

Sin duda, por sus cualidades técnicas, entre las que destaca su resistencia a la humedad. Condición que les permite instalarse en la cocina y el baño, y unificar, si se desea, el pavimento de toda la casa. Esta capacidad para soportar la humedad viene dada por el propio material –estamos ante un pavimento con base de PVC, y por su sistema de instalación, ya que al no precisar adhesivos no se despega al contacto con el agua.

A estas dos condiciones, hay que sumarle su instalación de clic, que no requiere complicadas obras, ni tener que abandonar la vivienda, ya que se puede pisar desde el primer día. Por lo que resulta una buena opción en reformas, permitiendo estrenar el suelo de tu vivienda en pocos días.

Su fácil mantenimiento, resistencia a arañazos y golpes y su larga vida útil son tres valores añadidos de esta colección, que pisa con fuerza en el universo de los vinílicos, ofreciendo una interesante alternativa económica a los pavimentos de madera natural.

 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus