por InfoConstrucción 29 de julio, 2019 Obras comentarios Bookmark and Share
< Volver

 

Rockwool ha conseguido con el aislamiento de edificios vendido en 2018 un ahorro, a lo largo de su vida útil, 200 millones de toneladas de CO2, lo que supone evitar 100 veces las emisiones generadas durante su producción.


Esos datos se desprenden del Informe de sostenibilidad 2018 que Rockwool acaba de hacer público, en el que desvela los hitos conseguidos en materia social y medioambiental y plantea los retos futuros. Durante las últimas décadas, la compañía no ha cesado en su empeño de desarrollar nuevas e innovadoras maneras de hacer frente a algunos de los mayores retos a los que se enfrentan la sociedad actual, especialmente aquellos relacionados con el cambio climático y la urbanización.

“Rockwool se ha comprometido con los 10 objetivos de desarrollo sostenible de la ONU (ODS), que nos sirven de plan para construir un mañana mejor. En 2018, hemos incrementado nuestra contribución positiva a los ODS a través del impacto positivo de nuestros productos y los esfuerzos que hemos realizado para minimizar la huella de nuestras operaciones”, declara Pedro Luís Fernández-Cano, Business Unit Director de Rockwool Peninsular.

Tags:
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus